miércoles, marzo 14, 2012

Los Peligros del Lobo

La opcion que le deja el gobierno a quien debe buscarse la vida es convertirse en delincuente o mendigo.
Una por que lo persigue y penaliza por trabajar escondido (o sumergido) o porque si no hace esto, habría de ponerse a robar si su moral se lo permite y son débiles sus frenos.Lo fuerzan a confrontar la disyuntiva ética de cometer delito o  dejarse morir de inanición junto con su familia con la cestita de limosnas ante un supermercado pues, hasta las dádivas por caridad están recortadas en estos tiempos de depresión económica y mental.
Aunque, según he escuchado o leído, creo que ya en algunas ciudades piensan aplicarle multas a los mendigos que deambulen por las calles. A los que se queden en sus casa, si la tienen, por lo que se, todavía no han decidido multarlos pero, no estoy seguro.
No hay nada que afee más a una ciudad de un país desarrollado que un  mendigo andrajoso y maloliente. pero como la izquierda ama tanto a los pobres y, en este caso el PSOE principalmente, junto con otros miembros del estatus político, económico, empresarial y financiero y de la derecha zángana y parásita, han logrado crear una de las más productivas y eficientes industrias de creación de pobreza del mundo desarrollado. Envidia de las mayores y más ricas empresas dignas de mención en la revista FORBES por las características señaladas más no por el producto final: pobreza generalizada y mendicante. Y por si fuera poco perseguida, castigada y penalizada por sus mismos creadores. Cosas veredes...

Mientras tanto el gobierno no da soluciones a quienes, realmente, no están recibiendo ni esas limosnas y encima, quieren tratarlos como delincuentes.Pero, los sindicatos, la organización empresarial y los partidos políticos que han arruinado al pais continúan recibiendo subvenciones.

Ya Cáritas esta desbordada y es de las pocas ONGs por no decir la única que está tendiendo la mano a
quienes han quedado en la ruina total ya que el estado no tiene capacidad ni recursos suficientes para atender tanta depauperación en el ámbito economico y social.

Aquí no se trata de que el estado o el gobierno te ofrezca o te busque un trabajo sino de que ¡te deje trabajar! y que no se persiga con ensañamiento a quien lo hace para colocarle delante del paredón de fusilamiento tributario o de la tesorería de la seguridad social cuando el euro que se gana ¡y con mucho miedo a que lo atrapen los inquisidores mencionados! es para atender la prioridad de darle alimento a su familia, es decir ¡sobrevivir! Ya habrá tiempo para pagar impuestos y seguridad social si su situación personal o la del pais, que es la suma de todas situaciones individuales, mejora. Claro si no fallece en el intento antes

Ciertamente la situación de los parados, no redundaré diciendo pobres, raya la esclavitud. Los esclavos trabajaban para un amo por comida y techo seguro. A veces hasta se les permitía hacer bailes y fiestas tocando el tambor al calor de una hoguera.
Aquí el parado trabaja por lo mismo, por lo que le den y en lo que pueda o sepa hacer. Pero debe hacerlo escondido y es perseguido por hacer una chapuza o por "matar un tigre" como se dice en Venezuela muchas veces hasta se queda sin techo y aquí si es verdad que no hay fiestas ni francachelas. Pero el amo implacable reclamo su diezmo, así sea la décima parte de nada, o la decima pate de un almuerzo, o la décima parte de una golosina para el niño pequeño.

(Esta gente no sabe lo que es que te devuelvan una receta médica por no tener, literalmente, un euro en el bolsillo para comprar una medicina subsidiada)

Muchos de los parados no piden trabajo si no que los dejen trabajar y que el estado deje de entrometerse, perseguir y querer controlar a priori toda iniciativa individual para esquilmarlos antes de haber ingresado un solo centimo por su trabajo.

No todos los parados son delincuentes como quieren estigmatizarlos hoy quienes provocaron esta debacle económica . Ni todos los delincuentes son parados. Vease si no el espectaculo de la corrupción en España que ha depredado y parasitado todos los ambitos del país sin dejar un solo sector a salvo de sus garras y su voraz apetito.

Hoy la solución menos costosa, económica y socialmente, es no ensañarse impositivamente con quienes tratan de paliar una situación personal difícil y dolorosa. Pues no están estos, actuando más que en defensa propia y de su familia. Y hablamos de 1.575.000 hogares que no reciben subsidio ni ayuda económica alguna.

La economía informal actúa en estas graves situaciones como espita de seguridad o válvula de alivio y no es conveniente cerrarla por completo a riesgo de un estallido que pudiera acarrear penosas consecuencias y costos más elevados que la supuesta ilegalidad de quienes la ejercen.

Meterse en estos malos momentos y peores circunstancias a perseguir a quienes apenas sobreviven en la poco oxigenada laguna de la economía sumergida es condenar a la axfisia total a quienes por necesidad vital se ven forzados a zambullirse en ella y se estaría, irresponsablemente jugando con fuego al lado de un bidón de gasolina que comienza a desbordarse.

Así, España seguirá deslizándose hacia el fondo del pozo. Y ¡CUIDADO! Hay mucho lobo por ahí queriendo pastorear ovejas.


Ver Encuesta de Población Activa aquí: http://www.ine.es/daco/daco42/daco4211/epa0411.pdf

1 comentario:

El que calla ante la injusticia y la tiranía, no hace otra cosa que esconder, detrás del silencio, su cobardía.